Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

10 Tipos de Meditación

La meditación es una práctica muy famosa. Esto es debido a los beneficios y resultados que obtiene a nivel mental, físico y espiritual. Existen muchos tipos de meditación para lograr el estado adecuado. Algunas personas prefieren uno sobre otros, para eso te dejamos una lista de 10 tipos de meditación que pueden ayudarte a reducir los niveles de estrés y ansiedad de la vida diaria.

10 Tipos de Meditación

Existen distintos tipos de meditación, con diferentes filosofías y formas de practicarla. A continuación les brindamos un breve resumen de cada una de estas meditaciones tan útiles para nuestra vida.

1. Mindfulness

El Mindfulness es una meditación que se ha vuelto muy conocida en occidente por la cantidad de investigaciones que se han hecho al respecto. Esta meditación trata de practicar la atención y consciencia plena. Se trata de estar en el momento presente, captando cualquier pensamiento, imagen o sentimiento que se nos venga a la mente. Ayuda a mejorar nuestra concentración y a calmar la ansiedad. Se utiliza mucho en el ámbito laboral.

2. Vipassana

Este tipo de meditación se centra principalmente en la concientización de la respiración, inhalando y exhalando siempre por la nariz. Se recomienda aceptar y dejar que fluyan las imágenes mentales que puedan llegar a aparecer.

3. Chakra

La meditación Chakra se centra en propiciar la conexión entre el cuerpo físico y emocional. Se intenta que la energía fluya libremente por los Chakras a través de la respiración, la utilización de ciertos sonidos, poniendo las manos en algunas posiciones específicas y haciendo ejercicios de visualización. Esta meditación es, generalmente, guiada por un otro.

4. Kundalini

La meditación kundalini se practica en el Yoga homónimo. Se basa en el trabajo con la columna vertebral y su liberación a partir de técnicas de respiración, mantras, mudras y algunos cánticos.

5. Mantra

Este tipo de meditación se centra en la práctica de una serie de cánticos sagrados que nos conectan con una realidad más trascendente. La idea es que estos cánticos ayuden a ampliar la consciencia individual, conectandola con lo trascendente y colectivo. Esa conexión a través de mantras y mudras se da por la vibración que provocan los sonidos en la mente y el cuerpo.

6. Tonglen

Tonglen significa “enviar y tomar”. Este tipo de meditación se centra en la práctica de la compasión, siendo muy utilizada en el budismo tibetano. Trata de conectar a la persona con el sufrimiento, y que así pueda reconocer su lugar en el cosmos, llevándolo por un camino de compasión y empatía con el otro. 

7. Meditación Trascendental

Este tipo de meditación se basa en la repetición, dos veces al día durante 20 minutos, de un mismo mantra. La meditación trascendental le brinda a quien la practica fluidez de energía positiva, calma y consciencia plena. No es fácil, mantenerse dos veces al día, durante 20 minutos en esta postura, por lo que esta meditación requiere de mucha paciencia y entrenamiento.

8. Meditación para Dormir: Meditación Guiada

El insomnio se ha vuelto una problemática muy común en la sociedad actual. Una práctica de meditación diaria nos ayudará a conectar con la relajación y el sueño, además de calmar la ansiedad del día a día. En internet encontraremos múltiples vídeos o audios que nos ayudarán a entrar en un estado de sueño gracias a una meditación guiada. 

También se han desarrollado aplicaciones móviles con meditaciones específicas para poder dormir, entre las más conocidas están Calm y Headspace.

9. Meditación para niños

La práctica de la meditación para niños es altamente recomendada. Trata más específicamente de poder llevar a los niños a un estado de atención plena. El niño se enfocará en su respiración, sus sentimientos, emociones y también fantasías. Esta práctica generará múltiples beneficios. 

Los niños que practican meditación tienen más control de impulsos, menos ansiedad y estrés, gestionan mejor sus emociones, tienen mayor rendimiento académico, duermen mejor, tienen una autoestima más alta y son más felices.

10. Meditación para sanar

La meditación puede ayudar a conectarnos con nosotros mismos, por lo que este autoconocimiento nos ayudará a liberar muchos dolores que llevamos, ya sean psicológicos o físicos. Conectar con ese dolor permitirá liberarlo y sanarlo. 
Por otro lado, la práctica meditativa nos conectará con nuestro lado más espiritual, ayudando a conocernos desde un lado más profundo aún.

La sanación puede suceder también por este lugar más trascendental, conectándonos con nuestra alma y ayudando a sanar las heridas de la misma. Como vimos en los distintos tipos de meditación, el cuerpo físico y el espiritual se conectan profundamente en la mayoría de las prácticas, permitiendo la sanación en diferentes niveles de nuestro ser.