Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Cómo liberarse de la culpa?

La culpa es un sentimiento por el que todo el mundo pasa alguna vez. Generalmente la culpa es acompañada por una sensación de remordimiento que nos acompaña por un determinado tiempo. En esta columna hablaremos sobre la culpa y de cómo librarnos de ella.

¿Por qué sentimos culpa?

El sentimiento de culpa puede aparecer por muchos motivos. Por lo general suelen ser de carácter personal. Lo que sí es un hecho común es que la culpa es un mecanismo que actúa como una especie de “llamado a nuestra conciencia”. Al sentirnos culpables, estamos reconociendo que actuamos mal, que cometimos un error y es por eso que nos sentimos lastimados, enojados y desganados. Lo más común es sentirnos culpables por haber obrado mal o lastimado a alguien ya sea física o verbalmente. Normalmente siempre hay un otro involucrado.

¿Cuánto dura la culpa?

No hay un tiempo determinado para acabar con la culpa. El sentimiento de remordimiento dura según la personalidad o la cantidad de días, meses o años que la persona requiera para procesarlo. En general la culpa viene acompañada por errores del pasado y errores del presente. A veces el estar tan remordido por la culpa, genera que caigamos en estados depresivos, angustiados, enojados y con pocos anhelos, a lo cual lo mejor siempre es acudir a ayuda en caso de darnos cuenta de que nuestro tiempo de día a día está afectado por nuestro malestar.

Tipos de Culpa

Pasada: Está ligada a vivencias pasadas en la cual sentimos la culpa de cometer un acto que fue malo o nada beneficioso. Es válido tanto para un hecho que afectó a un tercero, así como también para uno mismo. Por ejemplo: abandone la carrera y hoy estoy pagando las consecuencias, siento culpa. Le hice mucho daño a mi ex novia, me siento totalmente responsable por su malestar.

Presente: Los errores que cometemos durante el presente, por lo general, no los vemos o no los sentimos con remordimiento o esa sensación de que hicimos algo mal. En general suelen ser sentimientos ligados al futuro. Ejemplo: tengo que pagar el alquiler antes de tal fecha y sé que no voy a llegar.

Futura: Tal como lo dice la palabra, son remordimientos de expectativas que queríamos y podíamos realizar, pero que nunca las hicimos por diversos motivos. Un ejemplo de esto podría ser: quiero llevar de paseo a mis hijos a tal lugar, pero no empecé ni a averiguar porque el trabajo no me lo está permitiendo.

Cómo dejar de sentir culpa

A continuación te estaremos dejando unos simples pasos o mensajes para que puedas dejar de sentir la culpa. Te reiteramos que vivir con culpa y remordimiento no es sano y te puede desenlazar otro tipo de afecciones.

Aceptación: El aceptar que tenemos un problema es el primer paso para comenzar a liberarnos de él. Al reconocer nuestro malestar automáticamente estamos dando un gran paso para empezar a mejorar.

Mantiene la cabeza ocupada: Proponernos y realizar actividades es un factor que nos ayuda a liberarnos más rápido. Ya el hecho de tener la mente ocupada en actividades que nos gustan, es una buena herramienta para exorcizar nuestros malestares. Busca una actividad que te guste y usarlo como una especie de “terapia” personal.

Busca ayuda: En caso de que la culpa te este carcomiendo y que empieces a sentir sentimientos de carácter más melancólico o angustiantes, pide ayuda a un profesional de la salud mental o habla con un persona de tu confianza para que te logren ayudar a sentirte mejor. 

Infórmate: El estar informado es un buen ejercicio para que trabajes contigo mismo. Con los avances de la tecnología la información hoy en día es mucho más accesible. Lee libros, visita diversos blogs y mira videos sobre el tema de cómo sacarte los sentimientos de culpa y remordimiento de encima.

Analiza: Es importante que analices las circunstancias una y otra vez. Muchas veces vemos el árbol y nunca el bosque. Quizás te des cuenta de que estas sintiendo culpa por un factor que en realidad no amerita que sientas un remordimiento tan grande. Aunque también puede pasar lo contrario y si estás analizando una circunstancia en al cual te “cayo la ficha” de que hiciste mal y el remordimiento te está abrumando, empieza a ayudarte o buscar cómo ayudarte.

Reflexión

Viendo el artículo podemos ver que el tema de la culpa puede causar o desenlazar otro tipo de patologías o trastornos psicológicos, cuando estos sentimientos culposos se vuelven muy agudos. También es un factor del cual nadie está libre, todo ser humano en este planeta sintió culpa alguna vez en su vida por diversos factores.

Es muy importante que si sentís que la culpa está perjudicando tu desarrollo personal y ves que está afectando en algunas funciones emocionales (angustia, desgano, depresión, rabia e ira), busca ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra. También te recomendamos que si tu remordimiento no es tan grave, utiliza los métodos que dejamos en este artículo de cómo poder liberarte de la culpa.