Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Qué es la verdadera integridad? Tipos y Concepto

Una persona íntegra es aquella que siempre hace lo correcto. Se considera integro a toda persona que es honesta, que posee firmeza en sus acciones y que realiza aquello que se considera bueno para la misma sin afectar al los otros individuos.

La integridad: Un cosmos de la personalidad

La integridad está conformada por muchos principios básicos que conforman la personalidad, el accionar de las personas, la forma de ser de cada persona, los derechos de cada individuo y el ser humano en sociedad.

Algunas cualidades de una persona íntegra son:

-El realizar siempre lo correcto y actuar de manera correcta en todo ámbito de la vida personal de cada individuo.

-Tomar decisiones con firmeza para el beneficio social

-Ayudar a los demás

-Observar el gran panorama

-Dejar de lado el ego

-Sinceridad y honradez

-Leal a sus principios y valores

-Lealtad hacia los demás

-No se deja llevar por la presión social 

Existen determinados patrones de su conducta que hacen que se le evalué a una persona como alguien integro o íntegra. Para verificar un poco este concepto podríamos empezar ejemplificando con lo siguiente: aquella persona que es honesta con los demás, puntual
en su trabajo o en cualquier actividad de su vida, honrada o que tenga la honradez como una característica personal, que sea leal, que mantenga el respeto tanto por sí mismo como hacia los demás, que es congruente, pulcra y firme en sus acciones, se la considera totalmente integra.

La realidad es que mantener todos estos parámetros se puede volver algo difícil, podemos mantener algunos de ellos que son tomados como una herramienta fundamental desde la ética, la moral y el derecho. Algunos de estos pilares fundamentales y más comunes de nuestra integridad son la honestidad, la honradez, el respeto y la lealtad.

Trabajar en nuestra integridad

Es importante que sepas que a la hora de ir trabajando tu integridad estés dispuesto a dejar de lado los prejuicios y también darle la espalda a lo que los demás puedan opinar o decir sobre tu persona, también destacar que una persona íntegra es aquella que mantiene su dignidad intacta, un ejemplo de esto sería el no cambiar de opinión debido a la presión social o al querer estar en sintonía con tus allegados en un grupo. Mantente firme a tu accionar ten firmeza en tus pensamientos, ideas, posturas y convicciones.

Integridad como derecho

Es comprendida como un derecho básico en todo ser humano y debe ser garantizada tanto a nivel psíquico, físico y moral. Esto se relaciona o trata de garantizar el hecho de ser tratados con respeto, de buena manera, no violar nuestros derechos individuales, no violar las leyes y los distintos códigos que tenemos en la sociedad (código de procesamiento penal, código de la niñez y la adolescencia, código tributario, código civil, etc).

También cabe destacar que cuando un individuo es privado de libertad por cometer un delito, frente a la ley debe ser tratado de manera digna y respetada. Por último, vale la pena aclarar que el derecho a la integridad personal fue consagrado en 1948 por la declaración universal de los derechos humanos.

Tipos de Integridad

A continuación mencionaremos brevemente algunos tipos de integridad.

Integridad física: Se relaciona con el cuerpo humano como totalidad y la protección y cuidado de todas las partes, es básicamente el estado de salud total.

Integridad psíquica: Se vincula directamente con la salud mental y la conservación de las habilidades motrices, emocionales e intelectuales.

Integridad moral: Es el derecho de cada ser humano, a desarrollar su vida de acuerdo a sus convicciones, siempre y cuando no perjudique a otros con su accionar.

Integridad personal: En lo jurídico hace referencia a la totalidad de aptitudes que tiene un individuo y que lo destacan como persona íntegra.

Integridad de datos: En el ámbito informático hace referencia a la manipulación y actualización de información que es recopilada en una base de datos, por parte de entidades estatales o privadas.

Integridad religiosa: En el marco de la fe hace referencia a que cada doctrina tiene una serie de normas y reglas a seguir. Es considerada íntegra aquella persona que adopta y cumple los mandatos de Dios.

Integridad laboral: En los negocios refiere al juicio moral, honestidad y valores de liderazgo de una organización, tanto hacia sus empleados como hacia sus clientes y
proveedores.

La integridad como llave para el éxito

Ten ética y produce un buen camino hacia el éxito de tus metas. Algunos consejos que te podemos ofrecer para que seas un persona íntegra y ejerzas tu camino hacia el éxito o cumplimiento de tus metas es que te adhieras a un código de comportamiento moral y ético, ten buena conducta y buen accionar en todas tus rutinas y con todas las personas que te rodean. No trates de justificar un hecho o un acto amoral, ten lealtad en tu día a día se leal se congruente y coherente con tus ideales, mantén tu sinceridad y dignidad intacta. Para ser una persona con planes y metas que te sean gratificantes, te aconsejamos que en la base de la fortuna los planes que tengas sean honorables, que tu integridad la mantengas con firmeza absoluta y que el fin no justifique los medios, como mencionamos recientemente jamás justifiques alguna actitud o hecho carente de ética y moral.

Integridad en Frases

“Nunca subestimes el poder de la integridad personal” Sófocles

“La integridad es el primer paso hacia la verdadera grandeza” Charles Simmons

“La integridad es hacer lo correcto cuando nadie está mirando” - Clive S. Lewis

“Decía que la integridad personal es como una espada: no debería blandirse hasta el momento de ponerla a prueba”  Ken Follet

“La honestidad y la integridad son absolutamente esenciales para el éxito en la vida. La buena noticia es que cualquier persona puede desarrollarla” Zig Ziglar

“La integridad sin conocimiento es débil e inútil, y el conocimiento sin integridad es peligroso y terrible” Samuel Johnson

Conclusión

Concluyendo te queremos decir que seas honesto, congruente, leal, honrado, firme en tu accionar y respetuosa tanto contigo como con los demás. El camino hacia el éxito depende de tu integridad y por más de que no sea lo más fácil ni simple, es mucho más gratificante y te hará sentirte mejor como persona.