Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Qué es ser asocial? – Síntomas y tratamientos

Seguramente te han dicho más de una vez en el secundario que los seres humanos somos sociales por naturaleza. Lo que se les olvidó contarte es que existe una excepción a la regla, o, mejor dicho, dos: las personas asociales y las antisociales. Desde ya te anticipamos que no son lo mismo, aunque sus bases tienen el mismo sustento: evitar el contacto social. ¿Es un trastorno? ¿Es grave? ¿Puede afectar tu vida de forma negativa? ¿Tiene tratamiento? Todas estas respuestas y mucho más es lo que te encontrarás a continuación. Descubre qué es ser asocial y cómo se diferencia de la personalidad antisocial.

¿Qué es ser asocial?

Cuando hablamos de qué es ser asocial, estamos describiendo una elección de vida. Una persona asocial siente que no encaja en las normas sociales existentes a su alrededor.

En consecuencia, elige no integrarse en ningún grupo y evitar el camino de la interacción social. Al contrario de lo que se puede llegar a pensar, ser asocial no es un trastorno, aunque durante un tiempo se lo consideró como tal, lo que llevó a muchos padres a forzar a sus hijos a vincularse con otros niños, algo que fue vivido de manera traumática por los pequeños que se vieron obligados a entablar vínculos que no deseaban.

Sin embargo, el hecho de que no sea un trastorno sino un rasgo de la personalidad, no significa que no existan tratamientos psicológicos destinados a cambiar este rasgo. En definitiva, el egoísmo, la impuntualidad y la procrastinación, también son rasgos de la personalidad, pero cada vez más las personas desean cambiarlos para tener una mejor calidad de vida, lo cual logran gracias a una terapia psicológica.

Por cierto, ¿ya hiciste el test para saber si necesitas ir al psicólogo?

Asocial y antisocial no son lo mismo – conoce las diferencias

Al encontrarnos frente a dos palabras con la misma raíz, es sencillo confundirlas e intercambiarlas cuando nos referimos a personas a las que no les gusta el contacto social. Sin embargo, son conceptos completamente diferentes.

Mientras que la persona asocial se caracteriza por carecer de interés por las relaciones sociales y por la amistad, la persona antisocial alberga un fuerte desprecio por la sociedad. En este último caso, la falta de empatía es un rasgo preponderante, así como también es altamente probable que incurran en conductas delictivas.

Cuando respondemos qué es ser asocial, decimos que es una característica de la personalidad. En cambio, al referirnos a una persona antisocial, estamos hablando de un trastorno de la personalidad.

En conclusión, las personas asociales no representan ninguna amenaza para la sociedad, mientras que las antisociales, debido a su tendencia a deshumanizar a las personas y a su impronta megalómana, son una verdadera bomba de tiempo, lo que las lleva, en ocasiones, a aparecer en las noticias, y no precisamente por su filantropía.

Características de las personas asociales

Para aclararte aún más qué es ser asocial, te contamos cuáles son sus características:

·         Introvertidos

·         Reservados

·         Independientes

·         Autosuficientes

·         Solitarios 

·         Creativos

·         Alta autoestima

Una persona asocial cuenta con las habilidades sociales necesarias para interactuar con las personas a su alrededor. Sin embargo, eligen relacionarse tan solo con quienes se encuentran en su círculo más cercano, lo cual deriva en que tengan muy pocos amigos, pero cercanos, y en que su mayor interacción social tenga lugar con miembros de su familia.

Sienten especial predilección por los ambientes tranquilos, por el silencio y por los espacios grandes. Las aglomeraciones les resultan agobiantes, por lo que no es común ver a las personas asociales en conciertos, manifestaciones ni partidos de fútbol.

Suelen entenderse mejor con los animales que con las personas, por lo que es habitual que convivan con mascotas y que mantengan una relación muy armónica, incluso conversacional, con ellas.

¿Es posible tratar el hecho de ser asocial?

Cuando hablamos de tratamiento psicológico, estamos haciendo alusión a una intervención destinada a erradicar un trastorno. Sin embargo, ser asocial no es un trastorno. Por ende, en vez de requerir un tratamiento, se puede recurrir a una terapia que te ayude a desarrollar tu gusto por las relaciones sociales.

¿Por qué querrías hacer algo así?

Porque además de interesarte por saber qué es ser asocial, muy seguramente te interese conocer la importancia de la amistad en tu vida y sus grandes beneficios. Tal vez te resulte interesante aumentar tu círculo social para tener la oportunidad de conocer a nuevas personas.

Dado que tu filtro para permitirles el acceso a tu vida es muy estrecho, cuentas con la ventaja de que, por más que la terapia te incentive a relacionarte con más personas, nunca llegarás al punto de tener una vida social que te abrume.

En la actualidad, además de la altamente efectiva terapia cognitivo-conductual, puedes beneficiarte de terapias comunicacionales, especialmente diseñadas para que aumentes y mejores tu interacción social.

Si quieres tener más amigos y abrirte a la posibilidad de convertirte en una persona más sociable, consulta con nuestros psicólogos para obtener una terapia a tu medida.