Debes elegir por lo menos una opción.
Volver al blog

¿Cómo ser más feliz? (Trabajando en tu felicidad)

El sentimiento de felicidad es una condición innata que depende mucho de la forma de ser y personalidad de cada uno. Muchas veces sucede que es muy difícil sentirse totalmente feliz (en toda la integridad personal). La felicidad al igual que casi todo comportamiento, hábito, conducta y pensamiento, se puede trabajar mediante diferentes formas de las cuales te vamos a mencionar durante el resto de esta columna.

Vale la pena Intentarlo

La felicidad y el trabajo en la felicidad personal, está muy relacionado con la actitud que uno tiene en la vida o frente a la vida. Mucha gente que se siente feliz, es porque día a día mantiene una actitud positiva y muy tesonera en su rutina sin importar la cantidad de obstáculos que existan.  

Si por el contrario, eres alguien que se siente “infeliz” o que simplemente te está costando encontrar la felicidad, te recomendamos que empieces cuestionando tu vida: tus gustos, tus metas, tus objetivos, de base. El hecho de sentir de que querés cambiar algunos aspectos de tu vida que te están incomodando para poder llenarlo de otros aspectos o vivencias que de verdad te satisface, desde ya te decimos que vas por el buen camino y tu misión es seguir por este.

5 tips para trabajar en tu felicidad

Ahora te damos una herramienta fácil de aplicar para comenzar a intentar ser más feliz. Es importante que para que estos métodos funcionen, pongas toda tu energía y atención ya que esto se logra dependiendo solo de ti.

1 - Cambiar el ideal (en algunos pensamientos)

Es importante que para este punto, tengas el valor de actuar de manera cuidadosa. Esto te lo decimos debido a que muchas veces tenemos ideales que nos impone la sociedad, nuestros padres e incluso el mismísimo sistema. Y que a su vez es engañoso debido a que el concepto de felicidad para el sistema no siempre es útil para uno, la felicidad es tuya y está en uno, mientras que los ideales impuestos por la sociedad lo que pretenden es más bien el bienestar (generalmente económico) y no en si el bienestar emocional en uno (felicidad).

Las ideas nuestras sobre el ser feliz vienen siempre asociadas al tener un buen empleo, tener dinero, una carrera universitaria, poder disfrutar de la vida (vacaciones, algún lujo, etc). Pero no siempre es así ya que no todos somos iguales respecto a estos conceptos, quizás la felicidad para ti sea andar en bicicleta, emprender un negocio, estudiar fuera del país, vivir de un deporte o de la música y cientos de ejemplos más que escapan de las normas más aceptadas. Aprende a realizar lo que tú sientas que es mejor para ti sin importar el sistema, tus padres o cualquier cosa que veas como un obstáculo,  si quieres vivir del surf, entonces haz lo que tengas que hacer para vivir de eso.

2 - No te quedes en el pasado o en un futuro incierto

Es casi un hecho que nos pasamos gran parte de nuestra vida entera pensando en los acontecimientos pasados y en un futuro que muchas veces es una incertidumbre o es muy difícil saber cuál va a ser el destino de esa idea. Trata de pensar en circunstancias e ideas que sean aplicables para el presente y que sean ideas que llenen tu integridad de bienestar y paz. Cuanto más positivo seas y realices actividades que te satisfagan, de a poco vas siendo más feliz. Suelta el pasado y no pienses tanto en el futuro. 

3 - Traza diversas metas y objetivos

El ejercicio de tener diferentes metas en el día a día en la semana, en el mes o durante el mismísimo año, te puede ayudar mucho a reforzar tu motivación. Cada objetivo que te propongas delibera que tengas que hacer un esfuerzo para cumplirlo. El movimiento de energía tanto física como mental es un factor que ayuda mucho a liberarnos y a su vez a sentirnos útiles en actividades que nos gustan y nos dan alegría.

4 - Refuerza tus intereses personales

Similar a la explicación del punto número uno. Vive para ti y para nadie más, no vivas realizando objetivos y metas que cumplan con expectativas de las cuales no te interesa cumplir (hacer una carrera por presión de tus padres, ir a bailar porque todos tus amigos van).  Aprende que las únicas expectativas e intereses que tienes que cumplir, son aquellos que vos quieras para ti mismo. No dejes que nadie trate de manipularte e imponerse ante ti con propuestas e ideas que no te gustan y que pueden llegar a dejarte exhausto. Cuanto más refuerces y más pongas en práctica tus intereses personales, más ligero y más en paz contigo mismo te vas a encontrar.

5 - Priorízate

Para el último de estos tips te decimos que jamás dejes de priorizarte. Muchos estudios realizados con personas de tercera edad, demostraron que su mayor arrepentimiento fue vivir demasiado para los demás (para el afuera) y no haber tenido el coraje de vivir una vida propia y sin tener que cumplir las expectativas de los demás. Por eso recuerda que la prioridad en tu felicidad depende exclusivamente de vos. Trata de vivir en base a tus prioridades, metas, objetivos y todo aquello que complemente tu integridad y te haga un individuo más feliz. No tengas miedo al afuera o los otros, tu eres único y solo vos tenes el deber de conocerte bien y lograr tu único objetivo que es trabajar en tu felicidad y paz interior.

Las ventajas de sentirse feliz

-El sentirse feliz genera un mejor estado de salud.

-Las personas que se sienten felices suelen tener más motivación para cumplir sus metas.

-La capacidad de aprendizaje aumenta

-A mayor felicidad, mayor es la productividad de la persona

-Algunos atributos negativos descienden como por ejemplo: el presumir, el ostentar, la soberbia.

-La felicidad logra que uno actué más de lo que habla.

-Tendrás mejores relaciones personales.

Mensaje final

De todo lo hablado en esta columna, recuerda que tu misión puede ser perfectamente la de trabajar en tu felicidad. Si bien a veces cuesta cambiar nuestras ideas, nuestro paradigma, nuestras creencias, a veces es lo único que tenemos que esforzarnos por mejorar  y quitar todo lo que nos estanca. Nunca es tarde para poner un poco de esfuerzo y tesón para poder comenzar a vivir aquello que de verdad queremos llevarnos.